sábado, 16 de febrero de 2013

Cambiar el mundo

Lo siento.
Losientolosientolosientolosientolosiento.
Lo siento de verdad por hacer (septiembroctnoviemdiciembrenero... ay la virgen...) 5 meses que no os cuento nada, trascendental o no, interesante o no, de mi vida.
Lo siento mucho. Jó.
Es que no he parado. Y tengo excusas.

Y las que voy a tener.

Tengo que confesar que me estoy volviendo una empollona, de ésas que estudian desde el primer día. Pero esto, a parte de los resultados que se han visto reflejados (por primera vez) en algún lado, me ha privado de poder:

  • Leer
  • Aprender a cocinar
  • BLOGUEAR
  • Ver series
  • De las películas no me quejo... conozco ya a todos los actores de los años 20 y podría contaros su vida.
  • Salir
  • VIVIR
  • Aprender idiomas

Y fastidia. Fastidia, oye. A mi favor tengo que decir que lo prioritario ahora es conseguir becas, y que a partir de todo esto ya se van sentando las demás aficiones. Pero es que no he podido practicar ninguna. Y he adquirido una envidia sana hacia la gente que tiene tiempo libre. Este cuatrimestre la cosa también pinta chunga para disfrutar de brisa fresca en la cara y sintetizar vitamina D.
Chunga nivel: 150 horas de seminarios y trabajos hasta más arriba de la cabeza.
La cosa quedaría tal que así:


En algún momento me tenía que dar cuenta de que estar en 4º de carrera y no haber disfrutado mucho de ciertos aspectos de la vida universitaria me convertían en un ser un pelín amargado. Y como para amargo ya está el café, a esto hay que ponerle remedio.

El cuatrimestre ha empezado fuerte: clases de 8 a 3, comida con embudo y corriendo a otra cosa. Esta semana, esa otra cosa han sido las Jornadas de Investigación. No me voy a enrollar mucho con el tema pero os dejo aquí la información. Si hacéis clic en la foto, accederéis a la página.


Deciros que ha sido toda una experiencia y que siempre viene bien que, aunque te creas que al trabajar con personas te vas a olvidar de la parte más científica del tema, la gente polifacética y, sobretodo, la gente que no duerme, es guay.
De los tres días, el que más me ha llamado la atención ha sido el último, el viernes. Se ha hablado sobretodo de divulgación científica y de pseudociencia. Hay unos científicos que se han encargado de crear una revista online gratuita de divulgación con temas realmente interesantes para la gente de a pie. Otro realmente llamativo era el caso de un bioquímico que ha creado una mini-serie comparando los hallazgos en su campo con la trilogía de El Señor de Los Anillos. Sólo diré una cosa: 35.000 visitas.

El mensaje es que la ciencia puede y debe llegar.Y es deber (moral, se entiende) de cada una de las personas que se consagra a cualquiera de sus ramas la divulgación. Si finalmente no se llega a crear una plataforma más enfocada al tema, os iré comentando por aquí ciertas cosas que me parezcan interesantes para el público general, y comprensibles. Siempre comprensibles (aquí es donde se suele fallar...).

Por último, un poquito de concienciación. Se ha recogido medio millón de firmas contra la prohibición de los toros en Catalunya. Ha habido... apenas 40.000 firmas para intentar frenar las tijeras del gobierno en I+D.
En nuestras manos tenemos una herramienta para intentar cambiar esto. No la desperdiciemos.


P.D: Recuerdo que la I+D es la responsable de que haya tantos tratamientos nuevos para el cáncer y que éste tenga cura, actualmente, en más del 60% de los casos (entre muchos otros ejemplos, pero este es el que me ha parecido más ilustrativo).

P.D 2: Hay un programa de Salvados que se llama "Más allá del ladrillo" en el que se aborda el problema del I+D en España. Hemos participado en una mesa redonda que casualmente también ha caído esta semana y las conclusiones han sido... bueno, esto ya os lo contaré otro día.

1 comentario:

Patricia dijo...

No te worries, quan acabem tindrem temps per a tot el que no tenim ara :)